El delantero del Athletic de Bilbao, Aritz Aduriz , celebra un gol

El delantero del Athletic de Bilbao, Aritz Aduriz , celebra un gol con sus compañeros Markel Susaeta e Iker Muniain

  • La lucha por la Champions es un duelo entre la gran regularidad de los de Valverde y el sprint del Sevilla

  • Los leones parten con ventaja de seis puntos y será crucial el partido que ambos jugarán en San Mamés

publicado en mundodeportivo.com

La lucha por la cuarta plaza, por el pasaporte hacia la Champions, se ha quedado en un mano a mano. Entre Athletic y Sevilla. Con una ventaja de seis puntos para los leones, que acumulan ya una vuelta completa viviendo en esta posición. Un aval de regularidad. Una batalla a distancia en estas cinco últimas jornadas. Salvo en un punto coincidente. Un punto caliente. El duelo directo que se vivirá en San Mamés entre bilbaínos e hispalenses en un par de semanas. Segundo capítulo de la particular trilogía rojiblanca que, ganando los tres últimos encuentros en casa, aseguraría el premio. Ya tiene la primera parte tras vencer el lunes al Málaga.

Los de Valverde, en este breve itinerario que les queda, se medirán el domingo en el Camp Nou al Barça, tercero a cuatro puntos del líder Atlético. Los del Tata Martino ya están fuera de la Champions y este miércoles juegan la final de Copa frente al Real Madrid. Después, llegará ese cara a cara de alta tensión con el Sevilla en San Mamés. La llave de la segunda cerradura de la puerta de la Champions. La tercera parada será Vallecas, para visitar a un Rayo que, de estar al borde del abismo, ha pasado a tener la salvación a un paso. Los de Paco Jémez son decimocuartos, con 37 puntos, seis por encima de la zona de descenso.

De nuevo en casa, los leones recibirán a la Real. Tercer capítulo de la trilogía del éxito. Los donostiarras son séptimos, a once puntos de los leones. Y el viaje finalizará en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Cita con un Almería, segundo por la cola y que, probablemente, se estará jugando la vida en ese partido.

Por su parte, el Sevilla juega el próximo fin de semana en el Sánchez Pizjuán contra el Granada, decimotercero, con 37 puntos, y al que le queda un poquito para certificar la permanencia. Su segunda estación será San Mamés, como ya ha quedado comentado. Tras ese encuentro se medirá como local al Villarreal, sexto con un punto más que la Real, con la que luchará por adjudicarse esa plaza y no tener que ir a la previa de la Europa League. De ahí al Coliseo Alfonso Pérez para enfrentarse al Getafe, tercero por la cola y que pelea por evitar el descenso.Y acabarán los de Emery en casa, con un Elche que es decimoquinto y que tiene que sumar todavía algunos puntos para la permanencia.

Lo cierto es que el Sevilla viene fuerte. A toda máquina. En sus últimos nueve partidos ha sumado ocho victorias frente a Rayo, Real, Almería, Valladolid, Osasuna, Real Madrid, Espanyol y Betis. Y únicamente ha hincado la rodilla ante el Celta. Esta racha le ha llevado de la octava plaza hasta la quinta, cercanas pero que veía a mucha distancia de puntos. Además, se ha plantado en las semifinales de la Europa League ante el Valencia, después de una contundente remontada (4-1) contra el Oporto. La cita con los leones irá intercalada en ese doble cruce con el conjunto de Pizzi.

Por comparar, en este mismo último tramo de nueve choques ligueros con ocho victorias sevillistas, el Athletic ha encajado también una única derrota, ante el Atlético de Madrid. Aunque ha repartido las otras ocho citas coleccionando cinco triunfos contra Betis, Granada, Getafe, Levante y Málaga, y tres empates con Valencia, Villarreal y Elche.

El presidente del club sevillano, Pepe Castro, apuntó ayer que siempre quieren conseguir “lo máximo” a pesar de considerar que están en una etapa “de transición”. “Estamos en un momento dulce que queremos prolongar hasta seguir consiguiendo objetivos. El Athletic nos lleva seis puntos para conseguir una meta aún más ambiciosa, pero entrar en Champions es una intención y no una obligación”, señaló.

Castro indicó que les quedan cinco partidos “ilusionantes”, aunque es consciente de que “no depende de nosotros, depende de que pinche el Athletic, pero lo que sí vamos a estar es al acecho de la cuarta plaza”. Lo que sí celebra es que otros años “cuando llegaban los tambores finales se producía el declive del equipo y, ahora, hablamos de un momento dulce, de buen juego, de cuarto puesto, de unas semifinales de Europa. Tenemos que estar súper contentos”.

En el caso hispalense, se podría hablar de una remontada final tras una Liga irregular, que en la jornada 12 les mantenía en la decimocuarta posición. En la 5 eran colistas y en la 4 estaban en el puesto 19. Mientras, el Athletic presenta el patrocinio de su gran regularidad a lo largo de todo el campeonato. En los últimos días, jugadores como Iturraspe, Balenziaga o hasta el míster Valverde han lanzado que queda “lo más difícil”. Rematar la faena….LEER MAS…mundodeportivo.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to friend