Raul García, uno de los principales némesis del conjunto blanco durante las últimas temporadas, se encontrará en su salsa el próximo miércoles, cuando los leones recibirán al Real Madrid. Con una grada que no para de apretar y alentar a los suyos, todo apunta a que el navarro se moverá como pez en el agua en San Mamés, uno de los campos más hostiles para los de Florentino Pérez.

Enemigo público del Real Madrid

Desde sus inicios en el fútbol de élite, Raúl García ha dejado patente que no tiene amigos en los equipos rivales una vez señalado el pitido inicial. No antepone nada a la victoria de los suyos, sea cual sea la zamarra que defiende. Su fuerte carácter y competitividad dentro del verde le han granjeado varios detractores, pero siempre ha habido un equipo que ha sufrido la versión más “guerrera” del jugador navarro: el Real Madrid. Los blancos son uno de los rivales preferidos del de Zizur, que debido en gran parte a la influencia delCholo Simeone, ha desarrollado una motivación especial cada vez que se enfrenta al conjunto merengue.

La grada del Bernabéu tiene a Raúl García como uno de sus enemigos manifiestos desde su segunda etapa en el Manzanares. El centrocampista navarro se ganó la confianza de Simeone y plasmó en los derbis lo que era la esencia del técnico argentino, metiéndose a la parroquia colchonera en el bolsillo. Sus actuaciones se caracterizaron por luchar cada balón y estar en todas las pugnas. Por otra parte, mientras el cariño de los atléticos por el navarro no paraba de acrecentarse, el recelo de la afición madridista también iba en aumento.

Foto: Dani Mullor (VAVEL).

A pesar de sus buenos concursos frente al Real Madrid, no todo fue bonito para el centrocampista navarro cuando se enfrentaba a los deChamartín. De sus 27 encuentros ante los blancos, no fue hasta el número 14 cuando consiguió su primera victoria, por 1-2 y para levantar la Copa del Rey en casa del eterno rival. ElAtlético derrotaba al Real Madrid y rompía, al fin, la maldición que le había perseguido durante más de una década. Aquella imagen, conGabi levantando el trofeo en el palco del Santiago Bernabéu, no hacía más que augurar una serie de partidos que terminaron por convertirse en auténticas batallas entre los dos grandes de la capital.

Su falta de cariño por los merengues quedó demostrada

La rivalidad entre madridistas y atléticos era mayor que nunca, ya que las fuerzas se habían equilibrado con respecto a campañas anteriores. Raúl García fue cobrando un mayor protagonismo en estos choques, convirtiéndose en un constante dolor de cabeza para los Pepe, Ramos y compañía. En ocasiones notoriamente sobreexcitado, su falta de cariño por el Real Madridquedó de sobra demostrada con varios encontronazos con diversos jugadores merengues. Sus 13 tarjetas amarillas en 27 citas demuestran que el navarro juega al límite en cada encuentro, siendo amonestado casi en la mitad de sus partidos frente al Madrid.

Foto: Jose María Colomo (VAVEL).

Sus escasos dos goles en dichos encuentros no reflejan el daño ofensivo que el mediapunta causa al Real Madrid, que acostumbra a tener problemas para anular las artes del canterano de Osasuna. Su característico juego de contacto y gran poderío físico le permiten atacar las carencias defensivas de los merengues desde diferentes posiciones, ya sea por arriba, pausando el juego o incluso entrando por el costado.

Raúl García tiene cogida la medida al equipo de Benítez

Pese a que su último duelo se saldó con derrota para el Atlético de Madrid, suponiendo la eliminación de los rojiblancos de la Champions League,Raúl García tiene cogida la medida al equipo de Benítez. En los siete encuentros previos a dicha derrota, los del Cholo cosecharon cuatro victorias y tres empates, donde Raúl anotó sus dos tantos y logró arrebatar la Supercopa de España al equipo vecino.

Comunión con la Catedral

Siempre fue uno de los jugadores más deseados por entidad bilbaína, que veía al navarro como una pieza que encajaría a la perfección en el sistema del Athletic. Después de varias temporadas intentándolo,Josu Urrutia logró convencer al jugador. Ahora el centrocampista deZizur se halla a las órdenes de Ernesto Valverde, rodeado de otros compañeros y una nueva afición.

Sin embargo, tanto jugador como parroquia comparten muchas similitudes en lo que al Real Madrid se refiere, y no cabe duda de que Raúl García se encontrará muy cómodo cuando salté al terreno de juego el próximo miércoles. Ya se estrenó como goleador en casa frente al Getafe, haciendo gala de todo lo que puede dar a losleonesSan Mamés, como cada vez que los blancos visitan Bilbao, será una olla a presión. Ambiente que hará recordar a Raúl, muy nítidamente, sus derbis en el Manzanares.

Foto: UGS Vision.

Fuente: www.vavel.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Bienvenido

Send this to friend