Así se lo hizo saber a ex compañeros y amigos en la boda de Ibai Gómez. Tiene dos años más en Sevilla y hay interés por parte del Besiktas turco.

Fernando Llorente no ha borrado del todo de su cabeza al Athletic. Pese a los cánticos burlescos y pitos con que ha sido recibido en Bilbao en sus visitas a San Mamés con el Sevilla, en las que no ha saltado al campo, el riojano no descartaría en un futuro terminar su carrera en el Athletic si se diese una oportunidad. No lo ve para hoy, entre otras cosas porque sabe que Aritz Aduriz está a un altísimo nivel deportivo y de apoyo por parte del entorno. Si no más bien para un mañana, cuando cree que pudiese aportar su potencial rematador para que el club rojiblanco haga una transición cómoda en la posición de ariete.

Este pensamiento de Llorente, que asiste entristecido al deterioro de su imagen en buena parte de los seguidores rojiblancos, fue expresado por el propio protagonista en la boda de su ex compañero Ibai Gómez el pasado día 4, a la que asistieron también otros dos de los que se fueron por la puerta atrás del Athletic, Ander Herrera y Fernando Amorebieta. El primero seguirá en el United y el segundo espera a que el Fulham le libere para intentar ir al Sporting.

A Llorente, que le quedan dos temporadas más de contrato con una suculenta ficha en el Sevilla, le ha salido ahora un interés del Besiktas turco, que contaría con él para jugar la Champions siempre que salga del club el alemán Mario Gómez. Es falso que estuviese en la órbita de la Real Sociedad, un club en el que el riojano tampoco se ha planteado jugar.

A día de hoy, parece irreal que el de Rincón de Soto regrese al Athletic, entre otras cosas porque la relación con el actual presidente, Josu Urrutia, quedó muy tocada. Y eso que conserva mucho cariño en la plantilla. Una de las personas que guarda buen recuerdo de él es Ernesto Valverde, que le hizo debutar en su día.

Llorente, que visitó a sus ex compañeros de la Selección en el partido que los de Del Bosque jugaron en la Eurocopa en Croacia y repitió el lunes ante Italia, recuerda con cariño la relación con los aficionados del Athletic en la visita a Turín cuando estaba en la Juventus y los de Txingurri se midieron al Torino. También notó un cosquilleo cuando visitó el nuevo San Mamés, en el que no pudo llegar a jugar.

Fuente: www.as.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Bienvenido

Send this to friend